22Septiembre2017

Periodismo de Investigación | El Jurado

A mi Laramate

Escrito por  Carlos Bobbi S. The inside of a smotherbox is often padded to provide support for their neck and prevent their head from moving. Facial cum shots are currently regularly portrayed in pornographic films and videos, often as a way to close a scene. BDSM actions can often take place during a specific period of time agreed to by both parties, referred to as play, a scene or a session. This category also includes pornographic home movies. It like associating every Christian with the zealots who cause religious wars. Actual upskirt or downblouse shots may violate privacy laws in some countries. Other possibilities are possible, such as a man having sex with two women who are having sex with each other. Some restrict a policy of panties/nipple online pharmacy tape for females and some allow full nudity with explicit sexual interaction allowed. This technique may include the use of a simulacrum, or artificial vagina. Omorashi: The act of holding one own urine until the need to urinate is urgent, making another hold in their urine, or watching another person with an urgent need to urinate. The genres of pornography are based on the type of activity featured and the category of participants, for example mateur pornography is a category of pornography that features models, actors or non-professionals performing without pay, or actors for whom this material is their only paid modeling work. The term lesbian is also used with regard to sexual identity or sexual behavior, regardless of sexual orientation, or as an adjective to characterize or associate nouns with female homosexuality or same-sex attraction. The wife who enjoys cuckolding her husband is frequently called a hotwife, or a cuckoldress if the man is more submissive. The range of its individual characteristics is thereby wide. It is commonly depicted in pornography, but very rarely in mainstream cinema. Adult animation is genre of animation geared towards adults and sometimes teens. As in B/D, the declaration of the Top/Bottom may be required, though sadomasochists may also play without any Power Exchange at all, with both partners equally in control of the play. Jurado Silva
Valora este artículo
(23 votos)

Homenaje a Laramate
Del Libro "La Inspiración y la Obra" de Carlos Jurado Silva

Según los historiadores, el Libertador Don Simón Bolívar, elevó a la categoría de Distrito, al pueblo de Laramate, el año 1824, pero recién, durante el Gobierno de Don Ramón Castilla, el año 1857, se le reconoce oficialmente dicho título. Es por eso, que el día 6 de agosto de 1957, celebró su primer centenario. El 25 de octubre del año 1892, el Congreso de la República, lo distinguió como Villa, por su situación geográfica y crecida población.

A MI LARAMATE
Autor: Carlos Jurado Silva.

Cuando salí de mi pueblo, Laramate, distrito de Ayacucho, al fallecer mi padre, lo hice con mucha tristeza por que dejaba tras de mí, amistades y familiares, tratando de grabar en mi mente los bellos lugares por donde retocé en mis años de infancia, allá en Chancaraylla, Atocata, Patahuasi, Apataque, Hatun Pampa, Yauca, Cunya, Chupancancha, Patahuasi, Quillillica, Patachana y conocí los pueblos aledaños de Ocaña, Llauta, Carhuacucho. Mayacto, Pucurí y hasta Huancasancos que era más lejano, que los otros.

Tenía tan solo catorce años de edad y me apartaba de mis compañeros de colegio; tales como lo eran: Mi compadre "Tronco Macho", mis compañeros de colegio: "Ratita Pilili", "Pichincho", "Palta Chuño", "Raflacha", "La Gringa de Chacapata", "Zazamuchana", Quillincho, La "China" Garayar "Que hago que hago", "Mango Rosado", "El Loco Pallares", Gilde Jurado Falconí, Cleto, "Pitischa" y "Perascha", entre tantos amigos, que sería interminable enumerar, pero que los recuerdo, con todo el cariño que se puede tener a un hermano, por que eso fueron todos ellos para mi y así los conservo en mi memoria.

Al alejarme lentamente en mi caballo "Alambre", miré nuevamente la gran Cruz del Calvario, en la cumbre del cerro del mismo nombre, lugar en que solía reunirme con mi primer amor y no se borraba de mí cerebro, su rostro angelical cuando me dijo muy triste "no dejes de escribirme, que Dios te acompañe".

Mientras avanzaba, me prometí volver cargado de triunfos, fortuna, fama y muchos conocimientos que servirían para ayudar a mi pueblo, iba decidido a enfrentarme con lo desconocido que era nada más y nada menos, que Lima, la Capital, a la cual llegué, una tarde gris de agosto y lo primero que experimenté fue ser víctima de un arrebato, perdí el costalillo, conteniendo mis pocas pertenencias y toda mi fortuna, es decir TRESCIENTOS SOLES que me habían facilitado mis tías, hermanas de mi difunto padre.

Me quedé petrificado, por que no había considerado ni un instante esa posibilidad, aunque ya me lo habían advertido, pero yo pensaba que a mi no me iba a suceder una cosa así, sin embargo eso no fue todo, casi de inmediato apareció un tipo recio y azambado que me pidió le mostrara mis documentos, previa presentación de una placa de policía.

Yo respondí asustado que no los tenía por que se habían llevado mi costalillo y ahí traía mi partida de Nacimiento, era menor de edad, pero mi situación no pareció preocuparlo en lo mas mínimo y lanzando una sonora carcajada, me rebuscó los bolsillos y se llevó los únicos diez soles que me quedaban.

Posteriormente y gracias a una persona caritativa, llegué donde un primo cuya dirección había memorizado y que allá en el pueblo, cuando se alojó en mi casa donde no gastó un solo centavo, me prometió el oro y el moro, pero en nada cambió mi mala suerte, pues al verme en vez de darme la bienvenida y abrazarme como yo lo esperaba, me miró con cierta arrogancia y dijo: "Ah, eres tú, supongo que habrás traído con qué pagar tu alojamiento".

Desconcertado, metí las manos a mis bolsillos, aún sabiendo que nada iba a encontrar, pero sucedió el milagro, me topé con un papelito doblado que contenía la dirección de una señora comerciante que siempre nos visitaba, me aparté del ingrato familiar y como pude la busqué porque felizmente me dijeron que la dirección no estaba lejos de allí, cuando la encontré, me atendió como si fuera de su familia.

Pasaron los días sin mayores contratiempos, excepto porque no encontraba trabajo y yo sabía, porque mi padre me lo había dicho, que el muerto y el arrimado huelen mal a las 48 horas, entonces no me sorprendió, que los hijos de mi protectora me dijeran que ellos no eran ricos y no podían seguir ayudándome. Es entonces, cuando decidí seguir mi camino agradeciéndoles por haberme guarecido, alimentado y abierto los ojos.

Salí en busca de trabajo y sufrí toda suerte de injusticias, desde quien sintiéndose muy criollo me dijo: "trabaja rápido serrano de mierda o te meto un combo" hasta el patrón explotador que me pagó una miseria contestándome cuando le reclamé, que me largara si me parecía muy poco, sabiendo que no tenía otra alternativa.

Fue cuando pensé que, si bien es cierto, nuestra Capital es una ciudad bella y grande, de ninguna manera puedo cambiarla por mi chacra con mis animales y mi vida propia; donde no se paga alquiler de casa y hasta cuando uno muere, no tiene miedo que lo saquen de la tumba para poner a otro, cuando pasen los años. Mi vida llena de vicisitudes soportó la inclemencia de todo y transcurrieron dos años.

Pero debía continuar, con lo poco que gané, me conseguí un cuartito en un Callejón en el Distrito de la Victoria, donde me hice de varios amigos, entre ellos de uno que era muy bueno y apodaban "Menestrón"; con él, en una oportunidad, salimos a buscar trabajo y nos contrató un enorme moreno a quien llamaban Don Julión, seguramente su nombre era Julio, pero por su gigantesca figura, seguramente le endilgaron ese mote.

La gente comentaba con visible temor, que en cierta oportunidad, cuando se encontraba de muy mal humor y el asno que transportaba sus herramientas se negó a continuar con la carga, de una tremenda bofetada, lo había desmayado y cuando el pobre animal recobró el conocimiento, no le quedó mas remedio que obedecer solícito al amo y continuó a paso ligero.

El trabajo que nos había facilitado don Julión, era para cargar cemento en una construcción y se debía subir la mezcla a los techos, enorme esfuerzo que me dejó las piernas como si las hubieran enyesado, motivo por el cual no retorné al día siguiente y cuando me aconsejaron, que vaya a cobrar mi día trabajado, lo hice y me echaron a empellones.

Tiempo después y con el mismo "Menestrón" nuevamente nos encaminamos a buscar trabajo hasta que dimos con una carpintería, el dueño esta vez era un señor muy comprensivo y amable a quién no sabemos por que razones le decían "La barata"; lamentablemente al no vender su producto no tuvo con que pagar nuestro trabajo y con el dolor de su alma nos pidió que busquemos otra ocupación.

Por fin, me fui acostumbrando a las sorpresas y vicisitudes que nos entrega la Capital, pero, como no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista, con el correr de los años, conocí a una buena señorita que aceptó compartir su vida conmigo, nos casamos y con la llegada de mis tres hijos, paso mi vida contento y feliz al lado de ellos, pero de ninguna manera, olvido a mi Laramate, ese bello pueblo, donde pasé los mejores años de mi infancia al lado de mi inolvidable padre.

Algún día, te dejaré Lima y volveré a mis cerros verdes, pero esta vez con mi esposa y mis hijos, para correr como vicuñas o venados, y cuando lleguen los meses de lluvia, llevaré mis vacas a pastar a la loma y en abril, estaré en el rodeo para marcar las nuevas reces, los caballos y burros mostrencos; tomaré rica leche recién ordeñada y comeré carne fresca y sana, sin temor a enfermar, por comer carne de burro, perro o gato, enfermos.

Image

A MI LARAMATE
Décimas de Carlos Jurado Silva.

ELEVO A TI MI CANCION
PORQUE MI DICHA ERES TU
TE OFREZCO MI CORAZON
LARAMATE DEL PERU

Cuando colorea el alba
y el nuevo día ha llegado
pienso en aquellos venados
que corren allá en tus faldas
Y reclinando mi espalda
dentro de mi habitación
le ruego a mi corazón
que no sufra que esto es leve
y recordando tus nieves
ELEVO A TI MI CANCION
Quisiera tener poderes
para traerte a mi lado
aunque tal vez he notado
muy tarde lo lindo que eres
Salí buscando quehaceres
en otros campos de acción
y hoy me duele la ilusión
que me arrancó de tu lado
mi paraíso adorado
TE OFREZCO MI CORAZON
Pienso siempre en Hatun Pampa
Apataque, Lambrasniocc
Atocata y al gran el río
que con voz de trueno canta
La vicuña que se espanta
temiendo la esclavitud
admiro así la virtud
que siempre fue tu tesoro
y sólo, en mi cuarto lloro
PORQUE MI DICHA ERES TU
Pueblo que sabes amar
te bendigo y te venero
por eso pedirte quiero
jamás tengas que olvidar
Que si en la costa es el mar
su gloria y excelsitud
a esa gran magnitud
la empañas con grueso velo
por que estás mas cerca al cielo
LARAMATE DEL PERU

 

Visto 8342 veces